No hay nada mejor para la recuperación de un paciente enfermo que un descanso reparador. El problema recae que al pasar mucho tiempo en cama pueden aparecer fácilmente lesiones, como las ulceraciones cutáneas. Para subsanar el surgimiento de este y otros tipos de inconvenientes, existen muebles especializados que garantizan las mejores condiciones para pacientes de movilidad limitada, estas son las camas  articuladas.

Las camas articuladas presentan un conjunto de ventajas sorprendentes en el proceso de asistencia y recuperación de los pacientes. Es por esto que las encontramos en todos los hospitales y clínicas. Esto es posible a que son ideales en la atención y cuidado de personas que presentan dolencias de menor o mayor nivel. Teniendo esto en consideración, la idea principal de una buena cama articulada es que el paciente pueda  asumir mejores posturas según su condición o dolencias.

 Además, las camas articuladas eléctricas o las manuales, permiten al personal de asistencia médica actuar sobre el paciente de manera más sencilla y eficiente. Esto es lo que, en gran medida, mejora enormemente la calidad  y el resultado de la atención.

En la actualidad los beneficios que reportan a nuestra salud este tipo de camas hacen que sean cada vez más comunes en diversos hogares. Con esto se rompe la asociación de que están limitadas a ser camas geriátricas o de hospital.

¿Qué es una cama articulada? y ¿cual es la mejor?

250,00€
in stock
1 Nuevo Desde 250,00€
A partir de diciembre 8, 2019 3:27 pm
Amazon.es
488,00€
in stock
1 Nuevo Desde 488,00€
A partir de diciembre 8, 2019 3:27 pm
Amazon.es
596,00€
in stock
1 Nuevo Desde 596,00€
A partir de diciembre 8, 2019 3:27 pm
Amazon.es

Una cama articulada es un mueble de descanso especial para servir a pacientes que presentan distintos tipos de dolencias o deben permanecer mucho tiempo acostado. Se les llama articuladas ya que posee una serie de elementos mecánicos que permite que los bastidores o soportes del colchón se muevan.

Hay que aclarar que por cada punto de articulación se forman dos planos. Así  se puede establecer una caracterización de este tipo de cama por la cantidad de articulaciones o planos que posea. De esta manera, se pueden conseguir diversos ángulos de inclinación que permiten al paciente asumir diversas posturas adecuadas a su descanso y/o tipo de tratamiento.

Originalmente la cama articulada hospitalaria era del tipo manual. Pero con los avances de la tecnología es muy habitual conseguir en centros médicos una cama articulada eléctrica. Estas incluyen uno varios pequeños motores eléctricos que realizan de manera automática el ajuste de los planos de inclinación.

Una cama articulada hospitalaria debe incluir un colchón especial, ya que este debe ser muy flexible. Así puede asumir la posición deseada, como por ejemplo sedente, para luego pasar sin deformaciones a una forma llana. Es común que los colchones sean elaborados a partir de espuma de poliuretano, pero también es posible encontrarlos de látex. Generalmente, en el mercado se consigue la cama articulada con colchón, para así garantizar el máximo nivel de confort posible para el paciente.

Tipos de cama articulada

En el mercado existen diversos tipos de camas articuladas que pueden ser compradas para dotar a un centro hospitalario o para la atención doméstica. Un modelo de cama articulada varia de otro ya sea por la cantidad de planos o articulaciones, por el tipo de movimiento o por el tamaño. Estos son los tipos o la clasificación de cama articulada que debemos tener en consideración a la hora de comprar alguna.

Tipos de cama articulada según la cantidad de planos

Como bien dijimos antes, por cada articulación de una cama articulada hospitalaria tendremos dos planos de movilidad en la misma. En función a esto tenemos las siguientes tipos de camas articuladas:

·      Cama de una articulación o dos planos

En este tipo de cama articulada se estila que solamente el plano correspondiente al tronco se puede elevar. Esto la hace ideal para pacientes a los cuales se les dificulta sentarse.

·      Cama de dos articulaciones o tres planos

Ya con dos articulaciones se establecen 3 planos identificados como el del tronco, el de la cadera y el de las piernas. De estos, solamente el de la cadera queda fijo o inmóvil. De esta manera, es posible asumir una posición sentado, acostado con las piernas arriba o sentado con las piernas arriba.

·      Cama de tres articulaciones o de cuatro planos

En este tipo de cama articulada hospitalaria la tercera articulación se encuentra ubicada en el plano de las piernas. De esta forma crea una subdivisión de este plano permitiendo la flexión rodilla cadera, mientras que la parte inferior de las piernas permanecen horizontales. Esto permite al paciente asumir una posición como si estuviese sentado pero en el plano horizontal.

·      Cama articulada de 4 articulaciones o 5 planos

En estos modelos de cama articulada la quinta articulación se encuentra en el plano dedicado a la parte superior del cuerpo. De esta manera se puede realizar un proceso de inclinación o elevación del cuello o cabeza independiente del tronco.

Tipos de cama articulada según su forma de movimiento

Las primeras camas articuladas eran accionadas manualmente. Afortunadamente la aparición de motores eléctricos seguros, potentes y de pequeñas dimensiones ha permitido crear camas articuladas eléctricas. Esto crea una gran diferenciación en las atribuciones y precio de las camas articuladas. Yendo a detalle en cada una de estos tipos tenemos:

·      Cama articulada manual

250,00€
in stock
1 Nuevo Desde 250,00€
A partir de diciembre 8, 2019 3:27 pm
Amazon.es

Estas camas poseen un completo sistema de movimiento accionado manualmente, ya sea por el giro de manivelas o por la activación de palancas. Cada día son menos comunes de ver, sin embargo su bajo costo de fabricación y el hecho de que pueden operar sin electricidad la hacen perfectas para zonas agrestes  o para personas con bajos recursos.

·      Cama articulada eléctrica

488,00€
in stock
1 Nuevo Desde 488,00€
A partir de diciembre 8, 2019 3:27 pm
Amazon.es

Este tipo de cama articulada hospitalaria incluye una serie de mandos que controlan motores eléctricos. De esta manera, estas camas pueden asumir diversas posiciones con tan solo presionar un botón. Es comparativamente más cómoda de usar tanto que los pacientes, si están habilitados, pueden accionarlas ellos mismos.

Tipos de cama articulada según el tipo de función

En el mercado existen diversos tipos de camas articuladas que se adaptan perfectamente a las necesidades de atención de un paciente. En esta clasificación no importa lo que genera el movimiento de las partes mecánicas o la cantidad de articulaciones sino la funcionalidad.

·      Camas articuladas hospitalarias o tradicionales

Como su nombre lo indica son las más populares en los diversos centros medico asistenciales. Por lo general se las prefieren con un sistema metálico que acompaña a un somier articulado, usualmente en uno o dos puntos. Pueden encontrarse manuales o eléctricas.

A nivel de accesorios, este tipo de cama articulada hospitalaria generalmente posee barandillas que permiten asegurar al paciente. Asimismo, se las puede conseguir con ruedas en los puntos de contacto con el suelo, para permitir el fácil desplazamiento del paciente en caso de ser necesario.

·      Cama articulada matrimonio

En términos sencillos, se trata de una cama articulada del doble del tamaño, pero apartando este hecho posee dos colchones. Pueden tener un somier único, que trae como consecuencia que ambos colchones suban o bajen al mismo tiempo y ángulo.

No obstante, abundan las camas articuladas matrimoniales que tienen somieres independientes o gemelos. De esta manera cada una de las camas articuladas puede asumir las inclinaciones que desee cada una de las personas. Sin importar el hecho de que sea de uno o dos somieres, casi todas las camas articuladas matrimonio son eléctricas. Esto se debe a su tamaño y al esfuerzo que supone mover un somier de ese tamaño o dos somieres gemelos.

·      Cama articulada eléctrica reforzada

Las camas articuladas, en líneas generales, han sido fabricadas para soportar pesos de hasta 150 kg aproximadamente. Sin embargo, existen camas articuladas especiales que aguantan hasta más de 350 kg de peso. Estas las hacen perfectas para pacientes que padecen de obesidad mórbida.

Las camas articuladas reforzadas son  todas eléctricas y poseen sistemas mecánicos y de soporte más resistentes que permiten aguantar pesos superiores. Adicionalmente, el somier está elaborado con metal y no con madera, para así evitar que se parta o se deforme estructuralmente.

Este tipo de cama articulada es indispensable para garantizar el descanso y tratamiento de personas que poseen pesos calificados medicamente como mórbido. Esto es gracias a que son pensadas con la intención de ser cómodas y ergonómicas.

·      Cama articulada con elevador o de altura ajustable

596,00€
in stock
1 Nuevo Desde 596,00€
A partir de diciembre 8, 2019 3:27 pm
Amazon.es

Estas camas articuladas son comunes en la atención de pacientes que han perdido por completo la capacidad motriz.

Cuentan con un sistema encargado de subir o bajar la cama en función de las necesidades del paciente y de quien presta la asistencia médica. Este sistema también es conocido comúnmente como carro elevador. El carro elevador puede realizar el proceso de ascenso de la cama ya sea por un mecanismo de tijera o por un sistema de motores eléctricos.

Características de una cama articulada

Si vamos a hacernos de una cama articulada, es preciso tener claro las características que hacen de una cama articulada la mejor opción para nosotros. Ya sea para un paciente para dotar a un centro médico o simplemente para nuestra comodidad en casa, debemos tener claros estos elementos. Después de todo es el mueble que nos permite descansar y recuperarnos adecuadamente.

·      Material de fabricación del somier y lamas

Esta característica es muy importante a tener en cuenta al momento de comprar la cama articulada. Si bien casi toda la cama está hecha a base de metal, las partes que más nos importan son el somier y las lamas.

El material clásico o tradicional es la madera en la confección del somier y las lamas. Estas últimas pueden estar adheridas directamente a la estructura del somier o pueden encontrarse suspendidas por asideros de caucho. En los modelos de camas articuladas más resistentes se encuentran aquellas cuyos somier esta hechos con acero. En la actualidad existen somieres y lamas fabricados a base de polímeros que son altamente resistentes, robustos y flexibles.

·      Tamaño de la cama articulada

Las camas articuladas tienen  tamaños variados. La cama articulada eléctrica de 135 cm de ancho por unos dos metros de longitud es la más común dentro del mercado. Pero si queremos cosas más grandes, se pueden hallar modelos más grandes como la Queen o King size, propias del tipo de cama articulada matrimonial.

·      El colchón

El colchón es una parte indispensable en la búsqueda de comodidad en una cama articulada. Existen varios modelos y tipos de materiales en su confección. Pero de este marco de opciones los de látex o de espuma de poliuretano con memoria son los mejores. Los colchones con muelles internos suelen desgastarse muy rápido en comparación con los antes mencionados.

·      Batería de respaldo

Dado que el mercado demuestra una marcada preferencia por las camas articuladas eléctricas es prudente considerar si estas poseen una batería de respaldo. Esta característica es pasada por alto por muchas personas cuando compran una cama. Pero este recurso es muy importante ya que puede garantizar el estado de salud de un  paciente en  momentos críticos como un apagón.

·      Ruido del motor

Las mejores camas articuladas eléctricas poseen motores sumamente sigilosos, diseñados de esta manera para no interrumpir el descanso. Debemos asegurarnos de que el motor o motores, sea lo suficientemente silencioso independientemente de su potencia.

Beneficios de la cama articulada

Cada vez más las personas eligen tener una cama articulada en sus casas, a fin de garantizarse un óptimo descanso. La principal característica de este tipo de mueble es que el soporte para el colchón o somier puede moverse en diversas direcciones. Los dispositivos que permiten la articulación del somier pueden ser eléctricos o manuales, siendo los primeros los que más se están utilizando.

Como hemos dicho a lo largo del artículo, la capacidad de movilidad de los somieres, hacen que estas camas sean ideales para realizar varias actividades. No solo son utilizadas por personas mayores o con problemas de movilidad, pues se han convertido en la elección de personas que aprecian la comodidad. En estos muebles podemos usar la computadora, ver TV, leer, comer y dormir plácidamente, garantizando un soporte equilibrado a nuestra columna.

Las camas articuladas coadyuvan a mejorar y hasta a tratar dolencias a nivel de la espalda. Estos problemas de salud se han vuelto cada vez más frecuentes, debido a nuestros hábitos diarios, pues permanecemos muchas horas sentados. A nivel de salud, también ayudan a las personas que sufren de problemas respiratorios, como el asma. Otras dolencias que se pueden aliviar son la inflamación de pies y piernas, el reflujo gastroesofágico, artritis y hasta problemas cardíacos.

Este tipo de cama articulada, sea eléctrica o manual, son ideales para el uso geriátrico, pues permiten a las personas de edad avanzada estar confortables. En especial si estos seres están padeciendo alguna enfermedad que les genere poca movilidad. Por estas razones, también son muy útiles para sus cuidadores, ya que optimizan las actividades de atención para nuestros seres queridos.

¿Por qué comprar una cama articulada? Ventajas de usar una cama articulada

Ahora bien, además de los múltiples beneficios para la salud que ya te presentamos, poseen varias ventajas que las hacen indispensables en el hogar. Como cada vez más se utilizan las que tienen motores eléctricos, le dan mayor independencia y manejo al usuario. De esta manera, la persona puede ajustar la cama articulada a sus necesidades, desde la comodidad de su estancia en ella.

Por los mecanismos que poseen, podemos acomodar a nuestro antojo el ángulo de inclinación. Así, colocaremos en la posición deseada para el descanso tanto las piernas, el área de la espalda o la cabeza. Muchas de estas camas articuladas tienen la capacidad de ajustar la altura del somier. Con esta característica de elevación, se hacen más sencillas tareas como subir y bajar de la cama, así como realizar las labores de cuidado al enfermo.

Como ya hemos acotado, en la comodidad del hogar son extremadamente útiles, pues en ellas se realizan diversas actividades cotidianas. Desde ver televisión hasta el uso de una laptop, la cama articulada nos da la garantía de un mejor cuidado de nuestra columna.

Si elegimos este tipo de mueble como cama matrimonial, por tener mecanismos independientes, permite que cada lecho funcione individualmente. De esta manera, cada usuario podrá acomodarse a su antojo, sin molestar al otro, a la vez que pueden ajustar ambas partes para estar sincronizados.

Inconvenientes de usar una cama articulada

A pesar de que son muy útiles y cómodas, presentan algunas características que nos podrían hacer dudar a la hora de adquirirla. Por lo general, dados los mecanismos que las componen, las camas articuladas tienden a ser más grandes que los lechos promedio. Esto quiere decir que ocuparán mucho más espacio en nuestro hogar y para trasladarlas será más aparatoso.

Tomando en cuenta su creciente popularidad, podríamos conseguir en el mercado camas articuladas eléctricas a precios más asequibles. Pero dadas dichas características, suelen ser bastante costosas, no solo por la cama en si misma, sino porque requieren de un colchón especial.

Otro aspecto en contra, es el tipo de enchufes que utilizan algunas de las camas articuladas eléctricas. Muchos de ellos no son compatibles con la toma eléctrica que tenemos en nuestras casas. Además, no todas poseen baterías, por lo que dependeremos siempre de la electricidad para su uso.